.
Google Chileno de Corazón
Search
.
INICIO NOTICIAS COPA AMERICA FUTBOL MAS DEPORTE VIDEOS FOTOS FORO HISTORIAS CONTACTO
Artes marciales
28 Abr 2016 - 03:56:57 GMT
Publicada por Carlos Huerta
EnviarEnviar Imprimir Imprimir
'TODO COMENZÓ CON UN COTILLÓN...' . 'TODO COMENZÓ CON UN COTILLÓN...'

Otra vez. La Universidad Católica lo volvió a hacer; como ha venido ocurriendo en los últimos años, el club de la franja, nuevamente está a punto de quedar segundo. Claramente, y no se necesita ser experto para llegar a esta conclusión, el problema de los cruzados excede con creces lo meramente deportivo. Luego del desastre de Quillota, el arquero Toselli señaló: “Lo que todos querían, ocurrió”, en una especie de profecía autocumplida que pone en evidencia un fenómeno que raya más en lo psicológico, que en lo futbolístico.

 
Hagamos un poco de historia…
 
Todos, sin duda, recordarán aquella inolvidable final del Campeonato de Apertura 2011, cuando los dos mejores equipos del torneo, definían en el último partido de los play-off, a quien sería el monarca de uno de los certámenes de mejor nivel de los últimos años. La noche de un frío jueves 9 de junio, se enfrentaban en el gramado del Estadio Nacional, en el partido de ida, Universidad de Chile –que hacía como local-, al mando de Jorge Sampaoli, y Universidad Católica, dirigido por Juan Antonio Pizzi. 
 
Al término del partido, la UC se imponía por un contundente 2 a 0 –con goles de Tomás Costa y Milovan Mirosevic- sentenciando prácticamente la serie, pues el resultado obligaba a los azules a ganar por tres o más goles de diferencia, ya que, a igualdad de resultado, primaba la posición obtenida por los equipos en la fase regular, en la que la UC había terminado en primer lugar, y la U segunda.
 
El partido de vuelta, parecía solo un trámite. Y así lo entendieron los jugadores precordilleranos quienes, en una actitud insólita, calificada por muchos como una falta de respeto hacia el rival, llegan al Estadio Nacional celebrando con un vistoso cotillón arriba del bus que los traía al coloso de Ñuñoa. El resto de la historia es desastrosa para los colores cruzados.
 
La U, que necesitaba tres goles de diferencia, derrota a Católica por 4 a 1, con tres goles de Gustavo Canales y un autogol de Eluchans, titulándose campeón del torneo, e iniciando la etapa más gloriosa de los chunchos. Por su parte, la frustración en las huestes de San Carlos de Apoquindo, calaría tan hondo, que la UC nunca más, ha vuelto a ganar un torneo, dependiendo únicamente de ellos, e incluso, ha desperdiciado oportunidades inigualables para volver al sitial de honor en un certamen.
 
Luego de perder el Torneo Transición 2013, por diferencia de goles contra Unión Española, la UC lideraba con relativa tranquilidad el Torneo de Apertura de 2013. Sin embargo, una sorpresiva derrota frente a Deportes Antofagasta, a dos fechas del término del campeonato, le permitió a O’Higgins, alcanzarlos en la punta de la tabla de posiciones. 
 
Para maldición de los cruzados caballeros, en esa competencia, se había establecido que, si dos equipos llegaban igualados en puntaje al final del certamen, debían ir a un partido definitorio. Y así fue. El 10 de diciembre de 2013, con gol de Pablo Hernández, O’Higgins derrota a la UC, adjudicándose título, y postergando a los de la franja al segundo lugar, otra vez.
 
Lo mismo ocurriría en el Torneo de Clausura 2014, el año pasado, en el Apertura, y está a punto de repetirse, nuevamente, en el Clausura 2015-2016.
 
Como podemos apreciar, en nuestro torneo nacional, hasta para los más conocedores, es difícil determinar quién va a ser el campeón... Lo único cierto al comienzo de cada campeonato es que, de antemano, podemos anticipar con meridiana certidumbre, quién va a ser el segundo... Y es que lo de Católica ya es una constante patológica que necesita terapia urgente.
 
Y todo por un cotillón…
 
Comentario de Daniel Fuentes González
 
Noticias Destacadas No se encontraron noticias
FacebookTwitterYou TubeRSS